Cesta de la compra
está vacía

Mostrar productos conectados...

Telescopios Sistema óptico Diseño Newton

Telescopio de espejos con espejo secundario al principio del tubo que desvía la luz hacia un lateral.

El reflector Newton, en honor a Isaac Newton, es el telescopio de espejos clásico por antonomasia.

En la parte inferior del tubo se encuentra el espejo principal, encargado de recoger y reflejar la luz. El espejo secundario está ubicado en la parte delantera y sirve para desviar la trayectoria de la luz 90º hasta el portaocular, al que se puede acoplar un ocular o una cámara para enfocar la imagen.

La ventaja de este sistema es que carece de lentes y, por lo tanto, de aberración cromática. Además, este tipo de construcción ofrece la mayor apertura al menor precio.

Así funciona un telescopio Newton:

La luz entra por el extremo superior del tubo. En el extremo inferior hay un espejo principal que puede ser esférico o parabólico y refleja la luz. Para conseguir que el punto focal del espejo no quede por delante de la apertura del tubo (y la tapemos al observar), este lleva integrado un espejo secundario en su extremo delantero. Se trata de un espejo plano que desvía la trayectoria de la luz 90º y la redirige hacia un lateral, donde se ubica el porta al que acoplamos el ocular para poder observar. Para alcanzar el enfoque (es decir, el punto de nitidez) adecuado solo hay que girar la rueda del porta ligeramente hacia dentro o hacia fuera.

30.09.2020


Ofrecemos envíos por todo el mundo
Moneda
Servicios
Asesoramiento
Contacto