Cesta de la compra
está vacía

Ocular

En el mercado de la astronomía amateur hay oculares con los diseños más dispares, para que cada uno elija con cuál desea observar. Los hay con nombres extranjeros y otros que hacen referencia a factores como el campo visual, distancia focal, pupila de salida... Tal es la cantidad de opciones disponibles, que al final el astrónomo amateur no sabe qué tipo de ocular elegir... Para ayudar un poco en esta difícil tarea hemos creado una lista con los diferentes diseños y sus ventajas/desventajas respecto al resto.

Básicamente se puede decir que un ocular es como una lupa que se utiliza para observar ampliada la imagen que ha creado el telescopio. En un principio, basta con que contenga una lente pero, como en realidad se pretende conseguir diferentes tipos de campo visual por medio del ocular, este debe estar formado por un número determinado de lentes situadas a una distancia determinada entre sí. También tiene sentido que se pueda modificar la distancia interpupilar y que corrija la aberración... Para ello cuentan con una estructura que sujeta la lente, el tubo ocular.

 

Ocular Huygens 

Estos oculares están compuestos por dos lentes y crean un campo visual propio relativamente pequeño. Dadas las características de las lentes, son apropiados para la proyección solar a través del tubo. Es uno de los modelos más antiguos y por eso es difícil encontrar este tipo de ocular entre los accesorios de un telescopio hoy en día. El campo visual que generan es de unos 40º.




Huygens

Ocular Kellner

Los oculares Kellner están formados por tres lentes y su campo visual es de unos 45º. Las lentes del ojo son acromáticas, así que apenas producen aberraciones cromáticas. Se pueden utilizar con grandes factores de ampliación en telescopios con relación de apertura de 1:10. En el caso de reflectores newtonianos, se pueden utilizar con relaciones de apertura superiores a 1:5 (con esta se recomienda el uso de oculares Plössl). 

Kellner

Oculares ortoscópicos

Estos tienen cuatro lentes, de las cuales dos son biconvexas y una es bicóncava. Proporcionan una gran nitidez en el centro del campo visual, al igual que en los extremos. Una buena elección para observar planetas y estrellas binarias. El campo visual que crean es plano. Otro punto a favor de este modelo es que al estar compuesto por pocas lentes y estas a su vez contar con un recubrimiento de alta calidad, el nivel de absorción no es tan elevado. El campo visual que genera este tipo de ocular es de aproximadamente 40 – 45°.

 

Orthoskopisch

Ocular Plössl

Los oculares Plössl son oculares astronómicos estándar al alcance de cualquier bolsillo. Es normal encontrar juegos de accesorios con maletín para principiantes que incluyan varios tipos de Plössl.

Estos oculares están formados por dos pares de lentes. Los pares de lentes están enmasillados entre sí y crean, cada uno, una unidad acromática. Esto significa que la aberración cromática resultante es casi despreciable. Sin embargo, los Plössl de distancia focal corta tienen un problema con la distancia interpupilar. Lamentablemente son tan pequeñas las lentes del ojo que hay que acercarse mucho al ocular para observar. Con distancias focales cortas es más recomendable utilizar otro tipo de ocular.

El campo visual propio generado por un ocular Plössl es de unos 50º.

 

Plössl

Ejemplo ocular super Plossl de 52°

Erfle

Buscar este tipo de oculares en los catálogos de accesorios es inútil, pues ya no se venden como tal. Sin embargo, muchos oculares de gran ángulo que forman parte de sets de accesorios astronómicos se basan en el concepto de los antiguos Erfle. El diseño de los oculares actuales ha sido desarrollado a partir de estos.

Se trata de oculares con 5 lentes y campos visuales de hasta 68º. Es sabio utilizarlos como oculares de gran ángulo con distancias focales largas. Por el contrario, con distancias focales reducidas, como por debajo de 20 mm, no se recomienda su uso.

 

 

Erfle

Oculares Long Eye y Long View

Estos oculares se han hecho muy populares en los últimos años. En casi todas las colecciones de accesorios de los astrónomos amateur hay al menos uno de estos. No se pueden clasificar fácilmente según su diseño, más bien destacan por una cualidad propia.

Incluso con distancias focales cortas, ofrecen una gran distancia interpupilar de entre 16 y 20 mm y, por lo tanto, una posición cómoda y relajada de observación.

Estos oculares son cómodos también para aquellos que deseen observar con gafas puestas pero las ventajas de este modelo sabrán convencer también a los que observen sin.

Ejemplo ocular gran angular ultra  

 

Nagler

Los Nagler son invención de la marca TeleVue. Cuentan con varios pares de lentes, enmasillados entre sí. Casi siempre cuentan con siete lentes aunque hay versiones con menos. Estos oculares ofrecen una visión gigante del firmamento. Pueden hasta dar la impresión de haber sumergido al observador en el cielo. El responsable de tal efecto es el campo visual, que alcanza los 80º.

Además reducen el alcance de varios tipos de aberración como la coma o la distorsión esférica. Esto significa, básicamente, que es posible observar hasta los extremos de las estrellas incluso con telescopios de gran potencia luminosa.

 

Oculares de 2 pulgadas

Hasta ahora solo habíamos tratado los oculares de 1,25“, los que son compatibles con todos los telescopios. Pero hay telescopios con aperturas superiores a los a los 150 mm cuyos portaoculares son de 2”. ¿Qué ventajas ofrecen los oculares de 2”?

Para empezar, estos oculares son notablemente más grandes y más pesados que los de 1,25“. El factor decisivo, en cambio, es la diferencia de tamaño de su apertura, que no limita tanto la cantidad de luz como los modelos más pequeños, sino que permite alcanzar campos visuales de mayor tamaño. Por eso es posible encontrar modelos que proporcionan campos visuales de más de 100º. Al observar a través de uno de estos, no se aprecian límites en la dimensión del cielo. Es como si fuera infinito. Solo al mover el ojo de posición se puede ver en algún momento el borde del ocular. Otro beneficio que se obtiene al utilizar uno de estos es la comodidad de observación. La gran lente del ojo permite una postura especialmente relajada.

¿Qué objetos merece la pena observar con oculares 2”?

En general conviene utilizarlos con distancias focales largas, por ejemplo entre 20 y 40 mm con las que es posible conseguir ampliaciones pequeñas en el telescopio y grandes campos de visión fuera. Por eso, son ideales para la observación de objetos deep-sky. Observar con ellos galaxias poco brillantes o nebulosas de gran tamaño suele ser una experiencia realmente gratificante. Aunque son de gran utilidad en otros aspectos también: Por ejemplo como buscadores. Imagínese que está buscando una galaxia con el telescopio y, a pesar del buscador, no sabe si ya la haya localizado y «esté dentro de ella» porque es tan tenue que no se aprecia a simple vista. Por suerte, tiene un ocular gran angular de 2” que cubre unos dos grados más de cielo que el resto (unas cuatro veces el diámetro de la Luna). Gracias a este campo visual de gran tamaño, puede localizar la galaxia y trasladarla directamente al centro del ocular. 

Ejemplo Oculares de 2"

 

Campo visual

El campo visual que puede alcanzarse con un ocular es determinante. Si analizamos los diferentes modelos de ocular disponibles hoy en día, podremos darnos cuenta de que el tamaño del campo de visión que ofrecen oscila entre 45º y 110º.

Con el campo visual propio de un ocular nos referimos al ángulo que podemos reconocer a través de él. Esto puede confundir a más de uno, pues el campo visual propio de un ocular no es, ni de lejos, el campo de visión que en la práctica se obtiene del cielo.

La diferencia entre ambos la marca el telescopio. El campo visual obtenido también depende del factor de ampliación que se utilice. Sabiendo el tamaño del campo visual propio del ocular se puede deducir fácilmente el campo visual real obtenido.

La ampliación del ocular en el telescopio: 

Ampliación = dist. Focal del telescopio / dist. Focal del ocular 

Ejemplo práctico: Al utilizar un telescopio de 1000 mm de distancia focal y un ocular de 10 mm:

1000 mm / 10 mm= Ampliación de factor 100 

Cálculo del campo visual real obtenido:

Campo visual real = campo visual propio / Ampliación

Siguiendo el mismo ejemplo, utilizaremos un ocular Super-Plössl de 52°:

Campo visual real = 52°/100 = 0,52° = 30’

El campo visual del cielo que podemos visualizar tiene un tamaño de 0,5º o 30 minutos de arco.

Para hacernos una idea: El diámetro angular de la Luna en el cielo es de 30 minutos de arco.

Okular

Eigengesichtsfeld

Vergrößerung

Wahres Feld

Kellner

40°

120x

0,3°

Plössl

50°

120x

0,4°

Super Plössl

52°

120x

0,43°

Ultra Wide Angle

66°

120x

0,55°

Panoptic

68°

120x

0,56°

Nagler

82°

120x

0,68°

¿Cómo se calcula la magnitud del campo visual propio de un ocular si no figura en ningún sitio?

Hay que medir el diámetro de la apertura en la parte inferior del ocular. Para ello es necesario desatornillar previamente el tubo del ocular. El segundo valor necesario es la distancia focal del ocular. Sabiendo ambos valores es fácil de calcular utilizando la siguiente fórmula trigonométrica:

Campo visual propio = ½ de la apertura del ocular / dist. Focal del ocular  tan-1

No hay que dar el valor entero de la apertura, si no la mitad de este.

El resultado se multiplica después por dos.

 

Ejemplo:

En un ocular Plössl de 12,5 mm de distancia focal la apertura mide 12 mm. Antes de introducir estos valores en la fórmula de arriba es necesario dividir el diámetro de la apertura entre 2. Lo que nos da una apertura de 6 mm. El resultado es el siguiente:

 

6 mm /12,5 mm tan-1 = 25,6  x 2 =  51°

 

Muchas opciones, qué ocular se adapta a mi telescopio?

 

Ir a la página siguiente -->

 
19.06.2018


Ofrecemos envíos por todo el mundo
Moneda
Servicios
Asesoramiento
Contacto